• La desdolarización de la economía como política de Estado
  • La vuelta del control de cambios
  • El rol de la política monetaria
  • Sistema cambiario dual y regulaciones financieras durante crisis externas
  • DIALOGOS: Sebastián Etchemendy
  • La desdolarización de la economía como política de Estado

    Si algo ha quedado nítidamente al descubierto a lo largo de estos casi cuatro años, son las enormes consecuencias redistributivas que traen aparejados los modelos neoliberales.

    Leer más

  • La vuelta del control de cambios

    Tabúes muy costosos

    Muy tardíamente el Gobierno tomó nota de que los dólares no alcanzaban para hacer frente al desequilibrio de la cuenta corriente, los abultados servicios de la deuda pública y la creciente fuga de capitales.

    Leer más

  • El rol de la política monetaria

    El desafío de recrear las condiciones del crédito

    Desde fines de 2015 la política monetaria, cambiaria y financiera quedó cautiva de la decisión estratégica del oficialismo de desregular plenamente el mercado de cambios y la cuenta capital.

    Leer más

  • Sistema cambiario dual y regulaciones financieras durante crisis externas

    El final del actual gobierno deja una situación eco-nómica y social muy compleja. Deuda pública externa difícil de pagar en los términos establecidos, una rece-sión profunda, desocupación, pobreza e indigencia casi record, deterioro institucional agudo, la vigilancia del FMI y la mala experiencia de un esquema monetario y cambiario que resultó explosivo.

    Leer más

  • DIALOGOS: Sebastián Etchemendy

    “Todas las democracias que tienen una negociación salarial sectorial o de actividad centralizada y efectiva que impacta directamente en la macro-economía como Argentina (es decir donde las cúpulas sindicales y empresarias negocian convenios a nivel país para una gran cantidad de trabajadores de comercio, bancarios, construcción etc.) cuentan, a la vez, con instancias de coordinación salarial supra o inter-sectorial.

    Leer más

Actividades

Diálogos

Desayuno de trabajo 27-11-2019

Renegociar la deuda e impulsar un acuerdo social son desafíos prioritarios, afirmó Marcó del Pont

“Hay dos frentes prioritarios que deberá enfrentar el nuevo gobierno: la renegociación de la deuda y el impulso a un acuerdo social que compatibilice la emergencia social con un sendero de recuperación del crecimiento, reducción de la inflación y progresiva mejora de los ingresos del trabajo. Las políticas públicas -financiera, fiscal y de ingresos- estarán al servicio del objetivo central de volver a privilegiar a la producción y el trabajo“, dijo la presidenta de Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE), Mercedes Marcó del Pont, durante un desayuno de trabajo organizado por esa institución.

A menos de dos semanas que asuma el nuevo gobierno nacional que presidirá Alberto Fernández, FIDE realizó su último desayuno del año con la participación como expositores del secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo y el ex ministro de Trabajo durante las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, Carlos Tomada.

En ese contexto, Marcó del Pont sostuvo que "la regulación de la fuga de capitales se transformó en un factor esencial en la estabilización del mercado de cambios, condición necesaria para ingresar en un camino de recuperación de la economía".

Palazzo, por su parte, postuló la necesidad de implementar el acuerdo propuesto por Marcó del Pont en dos etapas diferenciadas. La primera, que será preciso poner en marcha de inmediato, deberá atender tres necesidades urgentes e impostergables: acabar con el hambre en la Argentina, asegurar la provisión de medicamentos esenciales y mejorar la situación económica de los más perjudicados por las políticas de los últimos cuatro años. La segunda etapa deberá lidiar con cuestiones estructurales que exigirán un compromiso constante y perdurable de todos los sectores involucrados: erradicar el trabajo en negro, promover la igualdad mediante una reforma tributaria progresiva, impulsar el ahorro interno en moneda local y mejorar la calidad educativa, entre otros.

Palazzo subrayó en su exposición que el progreso tecnológico debe servir para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y no de excusa para recortarles sus derechos. “No es lo mismo la invención del lavarropas, que revolucionó la vida hogareña y al mismo tiempo generó miles de empleos calificados necesarios para su fabricación, que una app como UBER, que modifica marginalmente el sistema de transporte a costa de precarizar el empleo”. También remarcó que los avances de productividad deben reflejarse en los salarios de los trabajadores (hoy un empleado bancario administra cinco veces más cuentas que hace unos años, pero esa carga adicional no se condice con lo que gana). “Por eso las paritarias no pueden ser solamente la discusión del ajuste por inflación de los salarios, que es a lo que nos llevó el gobierno de Macri.”

Por último, Palazzo expresó un “mea culpa” por las divisiones del movimiento obrero y su compromiso de priorizar la unidad sindical, más allá de las diferencias con dirigentes “que podrían haber hecho un poco más” para enfrentar el daño que la política económica de Macri le infligió a los trabajadores.

A su término, Tomada precisó que el gobierno de Macri “nos lega un aprendizaje social profundo, que se manifiesta en el convencimiento de que el desarrollo con inclusión social solo puede alcanzarse mediante el trabajo, y que ese trabajo debe ser formal y con derechos". Y apoyó la advertencia de Palazzo sobre la pretendida “modernidad” que solo persigue disimular la precarización del empleo. “A los que pedalean en bicicleta les dicen que son emprendedores y los tratan como esclavos, y también les dicen que como son modernos no pueden aspirar a los mismos derechos que los trabajadores de antes”.

El ex ministro de Trabajo advirtió que el próximo gobierno asumirá en un contexto geopolítico adverso, en el cual los gobiernos latinoamericanos apuestan a la desintegración regional, lo cual, en caso de concretarse, nos privaría de un instrumento fundamental para el desarrollo. "Esa dificultad torna más crucial aún la necesidad de procurar la unidad interna mediante un acuerdo social que eluda algunas confrontaciones que nos dividieron en el pasado, porque es la única manera de acumular fuerzas para dar las nuevas peleas y que exprese el mensaje de las urnas".

Fide

Fundación de Investigaciones
para el Desarrollo

Seguinos en

Facebook

Domicilio

  • Reconquista 962 - 2º Piso
  • CP C1003ABT
  • Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • República Argentina
  • 4313 - 9494 / 4313 - 5137
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.