Desayuno de trabajo 30-11-2016

A un año de la asunción de Mauricio Macri, los últimos datos de la economía y las percepciones sociales.

Además de la exposición de la Lic. Mercedes Marcó del Pont acerca de las perspectivas de la economía, contamos con la presencia del Lic. Ignacio Ramírez, sociólogo y director de IBOPE.

Miércoles 30 de noviembre, en el salón auditorio de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES), Paraguay 1457 piso 1, a las 9:30 hs.

  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
  • 08
  • 09
  • 10
  • 11
  • 12
  • La creciente inequidad en la distribución del ingreso y el desacople del salario respecto al crecimiento económico son dos manifestaciones de la fase de globalización financiera predominante en los últimos cuarenta años. Se trata de un fenómeno que ayuda a entender el resultado de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos.
  • Si el contexto internacional ya resultaba contradictorio con la estrategia económica del gobierno de Macri, el escenario se ensombrece ahora todavía más. A partir de la crisis subprime de 2008/09, el volumen de comercio se ha reducido notablemente. Esta realidad hace imposible pensar en un modelo de crecimiento traccionado por las exportaciones.
  • Las proyecciones para los precios de las principales materia primas avizoran un futuro de rentabilidad muy baja para los alimentos, la energía y los metales. En este contexto, la apuesta unilateral al campo y a la minería como motores para la reactivación de la economía tampoco resultará efectiva.
  • El mundo viene experimentando cambios importantes: en términos de los ingresos de los trabajadores y de los niveles de empleo, en el patrón de crecimiento de China, en las estrategias de localización de la producción industrial y en la puja por ocupar espacios relevantes en la cadenas globales de valor. En las economías centrales se observa una “guerra de monedas” que refleja estas tensiones.
  • El triunfo de Donald Trump ha dado lugar a un reflujo de las inversiones. El fly to quality traerá aparejada una reducción en los flujos de capitales hacia los países emergentes. Esta es una mala noticia para la estrategia de financiamiento del Gobierno, para la apertura indiscriminada de la cuenta capital y también para su apuesta por la Inversión Extranjera Directa.
  • Contrariamente con algunas opiniones que se han escuchado últimamente, el previsible giro en la política económica norteamericana no será en ningún sentido beneficioso para la región y tampoco para la Argentina. Puede ser que Trump haya sido lo suficientemente astuto para quedar a prudente distancia del capital financiero y para haber asociado a su contricante a esos intereses; sin embargo, los mercados han leído correctamente la situación: la reacción de la bolsa norteamericana ha sido extremadamente favorable. El capital financiero entiende que sus intereses estarán bien representados.
  • En la Argentina, los datos durtos siguen evidenciando las complicaciones serias en el frente externo. La fuga de capitales continúa y sus niveles son preocupantes.
  • La fuga está siendo financiada a través del endeudamiento y con la venta de los dólares “del colchón”.
  • Los dólares previamente atesorados (en el colchón) se cambian a pesos para aprovechar el diferencial en la tasa de interés. Un esquema de carry trade puro y duro. La reducción de la tasa de interés pone bajo presión este esquema.
  • La caída en la masa salarial y en los niveles de empleo ha impactado desfavorablemente en el nivel de actividad económica. A septiembre de 2016, el PIB manifesta una contracción acumulada en los primeros nueve meses del año del 2.4%. La proyección realizada por FIDE al inicio del 2016 (-2.7%) va, lamentablemente, en camino de materializarse.
  • Los datos oficiales sobre la tasa de desempleo indican un aumento significativo, del 44%. Dada la estacionalidad que caracteriza a esta variable las cifras del tercer trimestre del 2016 solo pueden compararse con igual período en los años anteriores.
  • En conjunto, los indicadores de la economía componen un panorama muy desalentador. El trilema clásico de la política económica (tipo de cambio, libre movilidad de capitales y política monetaria autónoma) tiene atrapado al Gobierno en una lógica que no solo es inconsistente, sino que amplifica los riesgos y las debilidades estructurales de nuestra economía. El contexto internacional hecha leña al fuego.

Fide

Fundación de Investigaciones
para el Desarrollo

Seguinos en

Facebook

Domicilio

  • Reconquista 962 - 2º Piso
  • CP C1003ABT
  • Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • República Argentina
  • 4313 - 9494 / 4313 - 5137
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.