INFORME ECONÓMICO MENSUAL

Si desea suscribirse a este informe o adquirir el mismo, llámenos 4313 - 9494 / 4313 - 5137 o escríbanos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Informe del mes de febrero de 2020

(Tiempo estimado: 2 - 4 minutos)

Sumario

La Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva definió las prioridades de las políticas públicas dirigidas a abordar la difícil situación de emergencia económica y social. En el plano económico se impulsó una serie de medidas tendientes a garantizar que las políticas de mejora de los ingresos en los sectores más vulnerables se enmarcaran en un conjunto de decisiones fiscales que reinstauran una mayor progresividad y equidad en materia tributaria. La moratoria de deudas previsionales y tributarias acumuladas por las PyME constituye, por su parte, un alivio financiero importante que facilita el proceso de recuperación de los sectores productivos. Estas medidas, entre otras, irán madurando en las próximas semanas en un escenario macroeconómico muy dominado por el proceso de renegociación de la deuda.

En ese sentido la Ley de Reestructuración votada prácticamente por unanimidad en el Congreso de la Nación otorga el andamiaje legal necesario para avanzar a una mayor velocidad en este proceso. El cronograma previsto para la deuda en moneda extranjera con los acreedores privados indica que en la primera semana de marzo se dará a conocer la oferta formal y hacia fi n del mes los resultados de aceptación. Los lineamientos presentados deberán cumplir con el objetivo de alargar plazos y disminuir vencimientos para liberar recursos externos y fiscales, con los cuales poder crecer y pagar. En paralelo, se han restablecido las conversaciones con el FMI, en el marco de las cuales visitará la Argentina una misión durante febrero. El criterio que guía esa negociación sigue siendo el mismo planteado por el Presidente de la Nación desde el primer momento y ha sido ratificado en sus diálogos con líderes europeos: garantizar el tiempo de espera necesario para que nuestro país vaya normalizando la situación de la deuda de manera consistente con el impulso al crecimiento y la mejora en su capacidad de repago.

En cuanto a la deuda en moneda en pesos, la conducción económica ha logrado ir reconstruyendo una curva de rendimientos y buenos resultados en la reprogramación voluntaria de los vencimientos. Entre diciembre y enero se refinanciaron entre capital e intereses casi 100 mil millones de pesos, alargando los plazos y con una leve reducción del capital. Y contrariamente a lo que de manera infundada S&P calificó como “en condición desfavorable y default”, la deuda en pesos se va normalizando. A su turno, el restablecimiento de una curva de vencimientos en pesos del Estado Nacional sirve de referencia para facilitar el financiamiento de provincias y las empresas, como sucedió con la Provincia de Buenos Aires, que tras la negativa de canje logró pagar el vencimiento del bono Buenos Aires 2021 con recursos propios de la emisión en pesos en el mercado local.

La vigencia del control de cambios habilita a que este proceso de negociación transcurra sin las habituales pulseadas que se han verificado en el mercado cambiario en experiencias anteriores. Tal contexto es el que también ha facilitado la tarea del BCRA para implementar una baja substancial de la tasa de interés e incrementar la oferta monetaria. En este sentido, desde el 10 de diciembre el BCRA redujo la tasa de interés de política monetaria en 5 oportunidades (en 1500 puntos básicos del 63% al 48%), amplió el financiamiento al Tesoro, flexibilizó encajes para el financiamiento a PyME, intervino la tasa pasiva con los plazos fijos UVA y relanzó la cuenta gratuita universal.

El ejercicio por parte del BCRA de sus facultades para impulsar regulaciones a favor de la economía real y estimular el ahorro en moneda local constituye un componente central de la estrategia de recuperación económica. Abaratar el costo del crédito es parte también de la política antiinflacionaria. Si bien la inercia que se arrastra de 2019 todavía es elevada, hay indicios de que la desaceleración de los precios se está materializando. Consolidar esa tendencia constituye una prioridad en torno a la cual pivotean las discusiones en el ámbito del Consenso Social. En lo

inmediato los aumentos de suma fi ja a jubilados, los incrementos también de suma fi ja para trabajadores del sector público y privado, la tarjeta alimentaria o el reintegro del 15% de los consumos de los sectores vulnerables constituyen, entre otros, instrumentos dirigidos a recomponer capacidad de compra en los sectores de ingresos medio-bajo. En todos los casos se trata de transferencias de ingresos que generarán en contrapartida una dinamización del consumo interno.

Fide

Fundación de Investigaciones
para el Desarrollo

Seguinos en

Facebook

Domicilio

  • Reconquista 962 - 2º Piso
  • CP C1003ABT
  • Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • República Argentina
  • 4313 - 9494 / 4313 - 5137
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.