Informe del mes de Septiembre de 2017

(Tiempo estimado: 2 - 4 minutos)

Sumario

El devenir de la economía argentina puede abordarse en dos dimensiones. Por un lado, los datos de la economía real indican que la salida de la recesión se consolidó a partir de mayo. Así, el crecimiento acumulado en el primer semestre ascendió al 1,6%, y gradualmente la economía avanza en la recuperación de los niveles de actividad y empleo observados a fines de 2015. La aceleración del crecimiento que se verifica en la variación interanual de junio (4%) –que previsiblemente se repetirá en los datos de julio– tiene un componente de rebote estadístico surgido de la comparación con el piso de la recesión de 2016. Pero también refleja la apuesta del Gobierno por la obra pública (aumentó el 66% en julio, triplicando prácticamente la variación del gasto total), la desaceleración de la inflación que dio un respiro al proceso de deterioro del salario real –en junio aumento un 2,6% en términos interanuales– y el buen desempeño del sector agrícola. El análisis no puede ignorar, asimismo, la relevancia que tiene para el sostenimiento del consumo el andamiaje de las políticas de ingresos de amplia cobertura, heredadas de la gestión anterior, que garantizan ajustes automáticos en los beneficios de la seguridad social.

Estas tendencias objetivas explican la mejora ocu-rrida en el “humor social” que contribuyó al buen desempeño electoral del oficialismo en las elecciones primarias de agosto. De aquí a los comicios de octubre es previsible que el Gobierno perfeccione esta estrategia. Probablemente busque evitar que se repitan las volatilidades cambiarias de julio. El nuevo ajuste alcista en la tasa de interés impulsado por el BCRA se explica únicamente en clave de la urgencia por aminorar la presión cambiaria. En esta misma lógica se inscribe la decisión de postergar nuevos aumentos tarifarios para después de octubre, circunstancia que se reflejó en la resolución oficial de prorrogar para después de las elecciones el cobro del 50% de las tarifas ya ajustadas del servicio de gas. El acelerador a fondo en la obra pública es otro de los componentes de la política preelectoral, con impactos difundidos no solo en el empleo, sino también en ramas industriales proveedoras de insumos.

Ahora bien, ¿cabe esperar que estos estímulos de la política pública se sostengan en la última parte del año? Quizás parte de la respuesta la anticipó el FMI, alter ego del gobierno argentino, cuando en sus últimas proyecciones subió la hipótesis de crecimiento del 2,2% al 2,4% para 2017, pero la bajó al 2,2% para 2018. Desde su punto de vista, la moderación del crecimiento estaría determinada por la necesidad de ajustar el gasto público (obra pública incluida) y desenvolver una política monetaria más restrictiva (aún). El “mercado” está reclamando estas reformas, el Gobierno lo niega, pero previsiblemente esa será la agenda postelectoral. El impacto de estas decisiones no será neutro para la economía real.

La otra dimensión de la economía se refiere a la acentuación de todos los componentes estructurales de la restricción externa. Se trata de la contracara del “set” de políticas pro-mercado. La fuga de capitales, el déficit comercial y los desequilibrios en las cuentas de rentas y servicios han alcanzado máximos históricos y no existen señales que permitan augurar una reversión de estas tendencias. El endeudamiento disimula la velocidad y la peligrosidad de esta dinámica, pero la erosión en las reservas internacionales manifiesta con claridad que se trata de un placebo de corto plazo. Estos fenómenos tienen poca “prensa” y tampoco están en el radar de las preocupaciones cotidianas de la mayoría de los argentinos. Sin embargo, no deberían ser minimizadas por el Gobierno, habida cuenta de nuestra amplia evidencia histórica que enseña que las crisis del sector externo se “cocinan a fuego lento” y, cuando se manifiestan, son las que provocan los impactos más disruptivos sobre el entramado productivo y el tejido social.

Fide

Fundación de Investigaciones
para el Desarrollo

Seguinos en

Facebook

Domicilio

  • Reconquista 962 - 2º Piso
  • CP C1003ABT
  • Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • República Argentina
  • 4313 - 9494 / 4313 - 5137
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.