Informe del mes de diciembre de 2019

(Tiempo estimado: 2 - 3 minutos)

Sumario

En las últimas semanas el Presidente electo Alberto Fernández ha venido precisando una serie de definiciones que anticipan las prioridades que tendrá la política económica a partir del próximo diez de diciembre. Atender la emergencia social y simultáneamente impulsar un sendero de recuperación del crecimiento y el empleo, desaceleración de la inflación y recomposición progresiva de los ingresos del trabajo, son objetivos que estarán en el centro de las políticas públicas del próximo gobierno.

La reestructuración de la pesada deuda pública heredada se presenta como condición necesaria para viabilizar ese sendero. Se requiere liberar recursos fiscales y divisas que en los últimos años han estado crecientemente asignados al pago de la deuda y reorientarlos a la reactivación de la economía real. A nuestro entender, este es el único camino consistente para recuperar capacidad de repago y solvencia fiscal y externa. En consecuencia, cabe esperar que los meses del verano estén signados por esa negociación. Los tiempos no son holgados, pero tampoco apremiantes. Los vencimientos más pesados se acumulan a partir del segundo trimestre del 2020.

El reforzamiento del control de cambios imple-mentado a fines de octubre permitió reducir la fuga de capitales a niveles mínimos (en octubre la compra de billetes por parte de los particulares había ascendido a 4.125 millones de dólares y disminuyó a alrededor de 200 millones para noviembre), quitando el principal factor de presión al mercado de cambios. De hecho, el BCRA compró 1.786 millones de dólares en el último mes, suma que, tras pagos de deuda, le permitió recomponer el nivel de reservas internacionales. Ese resultado también se vio favorecido por la interrupción de la salida de depósitos en moneda extranjera.

Si se despeja el horizonte de pagos de deuda y se mantiene controlada la fuga de capitales doméstica, la restricción externa se alivia sensiblemente, quitando presión sobre el dólar. Este no es un dato menor, habida cuenta de que las sucesivas oleadas devaluatorias constituyeron, a lo largo de estos cuatro años, la principal fuente de aceleración inflacionaria, recesión y regresividad distributiva. 

Garantizar estabilidad cambiaria es un componente imprescindible para viabilizar una reducción progresiva en el ritmo de inflación. Si bien parece descartado recurrir a la apreciación del peso como ancla de los precios internos, todo indica que la devaluación dejará de ser un factor de aceleración inflacionaria. Gran parte del éxito de la política anti inflacionaria se centrará, a nuestro juicio, en el ámbito del Acuerdo Social, donde será necesario condensar compromisos entre los sectores del capital y del trabajo que permitan armonizar la puja distributiva.

 

En el corto plazo las medidas que se impulsen para recomponer ingresos, particularmente en los estratos más bajos, deberían ser consistentes con una mejora en la rentabilidad empresaria a través del incremento en el volumen de ventas y el aprovechamiento creciente de su capacidad instalada ociosa. A nadie escapa que se deberá lidiar con una inercia inflacionaria que dejaron la devaluación de agosto, los aumentos de último momento en servicios y ciertas conductas empresarias que anticiparon ajustes de precios para llegar con un mejor “colchón” a un eventual acuerdo de precios y salarios.

En el mediano plazo, esos consensos deberían incorporar cuestiones esenciales para garantizar la sostenibilidad del crecimiento, la industrialización y el empleo. Inversión, productividad, cambio tecnológico, distribución del ingreso y fuentes de acumulación son, entre otras, problemáticas que no pueden estar ausentes en el debate de fondo del desarrollo y la equidad.   

Fide

Fundación de Investigaciones
para el Desarrollo

Seguinos en

Facebook

Domicilio

  • Reconquista 962 - 2º Piso
  • CP C1003ABT
  • Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • República Argentina
  • 4313 - 9494 / 4313 - 5137
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.