Diálogos: Esteban Righi

(Tiempo estimado: 2 - 4 minutos)

“Uno tiene en la actualidad una fuerte tentación de decir: “es verdad, hoy la justicia funciona peor que nunca antes”. Sin embargo, si recordamos algunos antecedentes del comportamiento judicial de nuestro país, la respuesta se torna más dudosa. ¿Cómo se comportó el Poder Judicial frente a los golpes de Estado? Es notable cómo en cada uno de esos golpes los derechos se vulneran cada vez más y se usurpan cada vez más funciones. El Poder Judicial argentino avaló sistemáticamente este proceso in crescendo”

Esteban “El Bebe” Righi es un protagonista de la historia política contemporánea argentina. Chaqueño, abogado —doctor en Derecho Penal y Criminología, para ser exactos— y profesor emérito de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Fue nombrado ministro del Interior durante el gobierno de Héctor Cámpora, teniendo apenas 35 años. Es de lectura recomendada, dada su vigencia, su famoso discurso a los comisarios de la Policía Federal argentina pronunciado el 5 de junio de 1973. Entre 2005 y 2012 fue Procurador General de la Nación.

FIDE tuvo la oportunidad de entrevistar a Esteban Righi hacia fines de 2017. En un contexto particularmente preocupante de la realidad política y judicial argentina (en espejo a otras situaciones complicadas en países vecinos) nos interesaba conocer la opinión de un abogado experto y un experto… peronista.

FIDE: Uno tiene la sensación de que en los últimos años en la Argentina la justicia ya no es tal. Episodios de público conocimiento, entre los que se cuentan las detenciones de una serie de personas sin juicio ni condena, con una mera imputación, y en algunos casos sin siquiera dictar el procesamiento, conjuntamente con la represión en varias instancias de manifestaciones pacíficas a lo largo del país parecen hablar de un Estado de derecho, digamos, debilitado. ¿Usted comparte esta visión?

Esteban Righi: La sensación que uno tiene es que nunca el Poder Judicial estuvo en una situación peor que la que vivimos ahora, que nunca su comportamiento fue tan deplorable como en este momento. Me resulta interesante hacer una reflexión, preguntarme sobre la veracidad de esta aseveración.
Para ello es necesario hacer algún recorrido, que muchos de los lectores posiblemente conozcan, pero que me parece vale la pena recordar. Para los más jóvenes quizás sea un análisis más novedoso. La mirada que me interesa hacer tiene como punto de partida el respeto al Estado de derecho. Efectivamente, uno tiene en la actualidad una fuerte tentación de dar una respuesta afirmativa a la pregunta que ustedes me formulan y decir: “es verdad, hoy la justicia funciona peor que nunca antes”. Sin embargo, si recordamos algunos antecedentes del comportamiento judicial de nuestro país, la respuesta se torna más dudosa.
¿Cómo se comportó el Poder Judicial frente a los golpes de Estado? Es notable cómo en cada uno de esos golpes los derechos se vulneran cada vez más y se usurpan cada vez más funciones. El Poder Judicial argentino avaló sistemáticamente este proceso in crescendo. En el golpe de 1930 se usurparon los Poderes Legislativo y Ejecutivo. El gobierno de facto de entonces llamó “decretos-leyes” a los instrumentos que dictaba. Estas normas usurpaban atribuciones del Congreso. La denominación evidenciaba una suerte de modestia institucional. El mensaje fue que se trataba de una emergencia, tanto en 1930 como en 1943. La idea era más o menos algo como que “venimos a poner la casa orden y esto dejará de tener vigencia cuando todo vuelva a la normalidad”.


Revista Fide, Coyuntura y Desarrollo nº 381, 12 de abril de 2018.

Para acceder al artículo completo, Usted puede suscribirse comunicándose con iEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., o adquirir este número solamente.

Fide

Fundación de Investigaciones
para el Desarrollo

Seguinos en

Facebook

Domicilio

  • Reconquista 962 - 2º Piso
  • CP C1003ABT
  • Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • República Argentina
  • 4313 - 9494 / 4313 - 5137
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.