La financiarización como rasgo predominante

Sin condiciones para la inversión productiva

El Presidente de la Nación planteó recientemente que el clima de conflictividad social que se vive en la Argentina condiciona la llegada de inversiones al país.

Se trata de una afirmación que no se condice con la realidad. Durante su primer año de gestión, el Gobierno nacional gozó de un elevado grado de tolerancia por parte de la sociedad. Este apoyo se sostuvo concomitantemente con una situación de acelerado deterioro en las condiciones socioeconómicas, en particular, con un salto importantísimo en la inflación.

La baja conflictividad social de 2016 estuvo acompañada además por el apoyo de una parte significativa de la oposición que, esgrimiendo el argumento de la “gober-nabilidad”, habilitó la sanción de un conjunto de leyes que le posibilitaron al Gobierno desplegar su agenda de corte ortodoxo. Los ejemplos son numerosos. Hay dos sobre los que vale la pena volver. Por un lado, la apurada y generosa cancelación de la deuda a los fondos buitre que allanó el camino hacia el masivo endeudamiento externo. Por otro, la Ley de Reparación Histórica, reforma previsional que introdujo condiciones de desfinanciamiento que, más temprano que tarde, volverán a colocar en el centro de la escena el tema de la solvencia del sistema de seguridad social, hoy público y solidario.


Revista Fide, Coyuntura y Desarrollo nº 375, 9 de mayo de 2017.
Para acceder al artículo completo, Usted puede suscribirse comunicándose con Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., o adquirir este número solamente.

Fide

Fundación de Investigaciones
para el Desarrollo

Seguinos en

Facebook

Domicilio

  • Reconquista 962 - 2º Piso
  • CP C1003ABT
  • Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • República Argentina
  • 4313 - 9494 / 4313 - 5137
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.