El dejà vu del atraso cambiario

En diciembre de 2015 el peso argentino se devaluó casi un 50%. Transcurridos dieciocho meses de aquel fenomenal salto en el tipo de cambio, vuelve a hablarse de “atraso cambiario” como condicionante relevante del funcionamiento de nuestra economía.

La apreciación real del peso ocurrida en el último año fue inducida por la aceleración inflacionaria  (efecto de la devaluación cambiaria de fines de 2015, de la eliminación de las retenciones y el ajuste de las tarifas de los servicios públicos) y el ingreso masivo de dólares financieros (por endeudamiento y por operaciones de carry trade) que ha generado una nueva era de valorización financiera.

El reclamo contra el “atraso cambiario” es recurrente en la Argentina. También se repite la toma de posiciones entre los actores relevantes en esta discusión: mientras las autoridades de turno resisten la idea del atraso cambiario y presentan ejemplos y comparaciones varias para sostener su posición, los lobbistas y los “economistas profesionales” se paran en la vereda de enfrente y reclaman la necesidad de un nuevo ajuste en el tipo de cambio.

Cecilia Todesca Bocco - Consejo Asesor FIDE


Revista Fide, Coyuntura y Desarrollo nº 375, 9 de mayo de 2017.

Para acceder al artículo completo, Usted puede suscribirse comunicándose con Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., o adquirir este número solamente.

Fide

Fundación de Investigaciones
para el Desarrollo

Seguinos en

Facebook

Domicilio

  • Reconquista 962 - 2º Piso
  • CP C1003ABT
  • Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • República Argentina
  • 4313 - 9494 / 4313 - 5137
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.