Se exacerba la puja distributiva

La unificación de la CGT a través de una conducción colegiada que sintetiza una parte importante de las organizaciones sindicales, debutó con un posicionamiento crítico acerca de la política económico-social del Gobierno.

El triunvirato que asume la conducción exhibe en todos los casos una procedencia de representación que abarca al universo de trabajadores de servicios, a saber: portuarios, sanidad y estaciones de servicios. Quizás se trate de un signo de los nuevos tiempos, con las actividades industriales como convidadas de piedra, en el marco de un modelo económico que inevitablemente conduce a una primarización del aparato productivo. Tan relevante como destacar la importancia de la unificación de la CGT ocurrida a fines de agosto es advertir acerca de los gremios –con gran capacidad movilizadora– que quedaron fuera de esa conducción, abarcando un universo que incluye a los trabajadores estatales, los representantes del sector bancario, los mecánicos de SMATA y los ferroviarios, entre otros. El Gobierno no debería hacer una lectura lineal acerca de este nuevo escenario, ilusionándose con que la existencia de un frente sindical dividido tornará más sencillo el despliegue de políticas orientadas a impulsar una redistribución de ingresos desde el trabajo hacia el capital. Dada la naturaleza de los dos bloques de representación gremial que han emergido después de una larga negociación, cabe esperar que aún con divisiones, tiempos diferentes y matices en sus posiciones estén en condiciones de confrontar con las políticas de corte neoliberal que impactan sobre el mercado de trabajo.

Desde un principio el Gobierno buscó cristalizar una nueva correlación de precios relativos donde la mejora en la rentabilidad empresaria debía asentarse, fundamentalmente, en la caída del salario en dólares. Tal transferencia desde el factor trabajo al capital se ha verificado en forma notable en los primeros ocho meses del año, materializada en una reducción en la capacidad adquisitiva del salario que provocó el desborde inflacionario.

Cabe advertir sin embargo que la negociación salarial no respondió a los cánones a los que aspiraba el Gobierno …

Revista Fide, Coyuntura y Desarrollo nº 370, 31 de agosto de 2016.
Para acceder al artículo completo, Usted puede suscribirse comunicándose con Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., o adquirir este número  solamente

Fide

Fundación de Investigaciones
para el Desarrollo

Seguinos en

Facebook

Domicilio

  • Reconquista 962 - 2º Piso
  • CP C1003ABT
  • Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • República Argentina
  • 4313 - 9494 / 4313 - 5137
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.