NI CIENCIA NI TECNICA NACIONALES

Compre importado llave en mano

Diego Hurtado.
Universidad Nacional de San Martín

El recorte presupuestario para ciencia y tecnología dispuesto por el Gobierno en su proyecto de Presupuesto 2017 puede clausurar más de una década de continuo crecimiento del sector y dar comienzo a un nuevo ciclo de fuga de cerebros. La propuesta de las autoridades, que propone llevar para el año que viene la inversión pública en ciencia y tecnología de 0,71% a 0,59% del PBI, significa una reducción de más de 400 millones de dólares de la finalidad de Ciencia y Técnica de los 2400 millones de dólares asignados en el Presupuesto de 2016. A esto debe sumarse el recorte de 300 millones de dólares al conjunto de los organismos descentralizados de investigación y desarrollo.

Mientras las economías centrales comienzan a reconocer que la salida definitiva de la crisis financiera necesita de inversión pública y privada en innovación –principalmente en TICs y energías renovables– y trabajan desde el campo diplomático y desde los organismos internacionales para que el mercado global allane el camino a la demanda de sus tecnologías, la economía argentina se orienta a contramano de este escenario y de las promesas de campaña. Pero lo más preocupante es que la propuesta de reducción presupuestaria del actual Gobierno ocurre en un contexto de masiva transferencia de beneficios a sectores primarios y de retorno a un nuevo ciclo de desindustrialización y financierización de la economía.

Riesgos del progresismo dominante

La lenta recuperación de las economías centrales, además de consolidar mayores niveles de pobreza en sus propias sociedades, está logrando transferir a las periferias los estragos producidos por la crisis financiera de 2008. Ciego a los procesos de regresión y disciplinamiento de las periferias, el mainstream del pensamiento económico progresista de la academia anglosajona –keynesiano, schumpeteriano, evolucio-nista– se suma a la cruzada de recuperación de las eco-nomías centrales.

Si bien su discurso es crítico de la teoría del derrame y del rescate de los sectores financieros, el eje de su argumento es que el cambio climático es una oportunidad para recuperar un sendero de crecimiento de largo plazo, siempre que se orienten las políticas económicas hacia el incentivo y la inversión pública masiva en energías renovables.


Revista Fide, Coyuntura y Desarrollo nº 371, 22 de octubre de 2016.

Para acceder al artículo completo, Usted puede suscribirse comunicándose con Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., o adquirir este número solamente

Fide

Fundación de Investigaciones
para el Desarrollo

Seguinos en

Facebook

Domicilio

  • Reconquista 962 - 2º Piso
  • CP C1003ABT
  • Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • República Argentina
  • 4313 - 9494 / 4313 - 5137
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.