El triunfo de Trump: La ilusión proteccionista bajo la hegemonía financiera

(Tiempo estimado: 2 - 3 minutos)

Enrique Arceo

El triunfo de Donald Trump en Estados Unidos implica el acceso al gobierno de una fracción de ultra derecha con un programa que pretende fortalecer al capital norteamericano apoyándose en una retórica nacionalista y xenófoba.

Con el apoyo de los mercados financieros, tras su elección, el nuevo Presidente se propone aplicar una sustancial reducción de la alícuota máxima del impuesto a las personas y, sobre todo, a las sociedades (del 35% al 15%) lo que se supone estimulará la inversión y el reflujo de los activos líquidos que las empresas transnacionales mantienen en el exterior por razones impositivas. Asimismo, plantea la desregulación de los sectores energético y farmacéutico y la eliminación de las limitaciones impuestas a los bancos tras la crisis para especular en el mercado financiero. Esto va acompañado del anuncio de significativas inversiones en infraestructura (alrededor de 6 puntos del PBI en una década) a través de asociaciones público privadas e incentivos fiscales y de un incremento del gasto militar. Es decir, reducción de los ingresos fiscales, aumento del gasto con elevación del déficit fiscal y de la tasa de interés y fortalecimiento del dólar por la entrada de capitales.
Estas medidas guardan similitud con las aplicadas en su momento por Ronald Reagan, con la diferencia, no menor, de que éste inauguró las políticas neoliberales en los Estados Unidos, mientras que Trump fue llevado al poder por el profundo descontento social generado justamente por aquellas políticas. La clave de su triunfo ha sido imputar esos efectos a enemigos internos y externos: los inmigrantes, la competencia desleal de China o México, políticos cómplices o incapaces de defender los intereses norteamericanos. En función de ese diagnóstico propuso una agresiva política inmigratoria, de inversión en infraestructura y de comercio exterior que se supone revertirá esos efectos.
Probablemente el aumento del gasto, si se hace efectivo, incrementará en lo inmediato la tasa de crecimiento de los EE.UU, si bien puede actuar en sentido contrario una eventual guerra comercial con China. Pero es dudosa la magnitud del impacto que podrá tener sobre los salarios, en una economía con una tasa de desocupación relativamente reducida pero una participación laboral significativamente más baja que en 2008.


 Revista Fide, Coyuntura y Desarrollo nº 372, 09 de diciembre de 2016.
Para acceder al artículo completo, Usted puede suscribirse comunicándose con Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., o adquirir este número solamente.

Fide

Fundación de Investigaciones
para el Desarrollo

Seguinos en

Facebook

Domicilio

  • Reconquista 962 - 2º Piso
  • CP C1003ABT
  • Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • República Argentina
  • 4313 - 9494 / 4313 - 5137
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.