El desarrollo en un mundo en transición

(Tiempo estimado: 2 - 3 minutos)

En la última década el proceso de globalización comercial viene mostrando indicios de agotamiento, y con ello una consecuente transformación enel funcionamiento de las cadenas globales de valor, con redefiniciones importantes en términos de relocalización de inversiones y de la innovacióntecnológica. Este fenómeno parece haberse intensifi cado en el contexto deun escenario internacional donde, primero la pandemia y ahora la guerra,dejaron al desnudo la fragilidad de la interdependencia económica que se fue consolidando en la etapa de globalización neoliberal. En la actualidadze asiste a una fuerte disrupción en la normal provisión no sólo de energía,insumos críticos y bienes finales, sino también en el transporte y la logística.

Para el conjunto de las naciones, la cara más visible de esta crisis es la aceleración de la inflación impulsada por el alza en los costos, con impactos particularmente sensibles en los precios de los alimentos. En un país como la Argentina, que ya acarreaba una inercia infl acionaria significativa producto de las crisis devaluatorias de 2018 y 2019, este nuevo shock externo complica seriamente los espacios para la estabilización. Las políticas de ingresosasumen en las actuales circunstancias un rol fundamental para amortiguar los impactos regresivos de este fenómeno, preservando los niveles de

consumo interno que, a su turno, son condición necesaria para sostener el crecimiento del producto y del empleo.

Si bien es dificil pronosticar el punto de quiebre de esta tendencia alcista en los precios internacionales de las commodities, un reciente informe del Banco Mundial indica que, a partir de finales de 2022, esta escalada iría cediendo. Sin embargo, no habrá una retracción. Se espera que hasta 2024 los precios de materias primas se encuentren por encima del promedio de los últimos 5 años.

Asimismo, no cabe esperar que las transformaciones que se están operando en el proceso de globalización de la producción y el comercio se detengan. Por el contrario, con una creciente hegemonía de China en el terreno industrial y tecnológico, la reconfiguración de las cadenas globales de valor parece haber llegado para quedarse.

En un escenario global donde la disputa por los recursos naturales harecobrado un rol central, donde la integración de los procesos productivos vuelve a estar en debate, así como también la importancia estratégica de la relocalización de los procesos de innovación cerca de las capacidades industriales, nuestro país enfrenta una nueva oportunidad para poner en valor sus recursos naturales, sus capacidades industriales y tecnológicas y su laboriosa y calificada fuerza de trabajo para avanzar en una estrategia de desarrollo económico y social.

Pensamos que cualquier plan de estabilización, de impulso al crecimiento de la economía real o de redistribución progresiva del ingreso se torna inviable si no se enmarca en una planificación estratégica a mediano y largo plazo. Con este espíritu, dedicamos gran parte de esta edición a discutir la coyuntura macroeconómica y social en un contexto más amplio que visibiliza las oportunidades y desarrollos que enfrenta la Argentina para ir pavimentando ese camino hacia el desarrollo y la inclusión.

 -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Revista Fide, Coyuntura y Desarrollo nº 405, 3 de mayo de 2022.